TODAS LAS MUJERES LIBRES DE VIOLENCIA

Muy cerca de nosotros, mucho más de lo que pensamos y mucho más a menudo de lo que somos capaces de creer, una mujer está siendo maltratada.

Maltratadores demasiadas veces son los demás, esos animales que en lugar de suicidarse primero, antes se llevan por delante a su pareja o expareja, esos que les dan palizas que las dejan con el cuerpo destrozado. Pero la violencia contra las mujeres es mucho más que eso, según la Asamblea general de la ONU de 1993, es ” todo acto de violencia basado en la pertenencia al sexo femenino que tenga o pueda tener como resultado un daño o sufrimiento físico, sexual o psicológico para la mujer, así como las amenazas de tales actos, la coacción o la privación arbitraria de la libertad, tanto si se produce en la vida pública como en la privada“.

20121125-110414.jpg

La ONU también señala que una de cada tres mujeres y niñas ha sido agredida o ha sufrido abusos sexuales al menos una vez en su vida, ¡UNA DE CADA TRES!, mira a tu alrededor, cuenta cuántas mujeres conoces y hazte una idea. Una de las principales causas de muerte de las mujeres es tener un marido celoso.

A pesar del reconocimiento formal de la igualdad en la Declaración de los Derechos Humanos de 1948, no fue hasta Viena en 1993, cuando se reconoció que la violencia contra las mujeres como una violación de los mismos y se declaró que los estados tienen la obligación de proteger, promover y garantizar el derecho de las mujeres a vivir una vida libre de violencia. En España no es hasta 2004 que se promulga la ley contra la violencia de género y hoy se le quiere volver a recluir en el ámbito familiar, doméstico.

Sin embargo, todavía, la violencia que se ejerce contra las mujeres y las niñas es una de las violaciones de derechos humanos más graves, habituales, tolerados e impunes. Las mujeres y niñas son objeto de violencia en todas las partes del mundo y en todos los países desde los, aparentemente, más avanzados e igualitarios como los nórdicos (Finlandia es el de mayor indice en Europa de mujeres muertas-6.65 por millón-por este motivo) hasta el último rincón del planeta. Pero sólo en 23 países se lleva la cuenta de cuántas mujeres son asesinadas por serlo.

Desde la forma más extrema del feminicidio o el aborto selectivo, pasando por la limitación del ejercicio de derechos políticos o la igualdad de oportunidades de educación, desarrollo profesional o económico, el matrimonio infantil o forzado, la lapidación por haber sido violada si no acepta casarse con su violador, la mutilación genital femenina, acoso o abuso sexual en el trabajo, trata de mujeres para trabajo sexual, violación dentro del matrimonio, control sobre la vida reproductiva…. el catálogo de violencias ejercidas contra las mujeres es interminable.

20121125-110329.jpg

La violencia contra las mujeres es la manifestación más extrema de los desequilibrios de poder y de la desigualdad histórica que existe entre hombres y mujeres, con episodios tan sangrantes y poco abordados como las quemas de “brujas” que, en la transición del feudalismo al capitalismo, supuso la forja a sangre y fuego de la división sexual del trabajo (Silvia Federici), pasando por la utilización de los cuerpos de las mujeres como campos de batalla en las guerras por parte de los bandos contendientes.

La violencia machista, en todas sus formas, es consecuencia de la sociedad patriarcal, un medio de opresión y subordinación que hace que desde antes de su nacimiento las mujeres estén expuestas a la violencia simplemente por el hecho de ser mujeres. La desigualdad entre mujeres y hombres constituye un freno fundamental para lograr un desarrollo sostenible, equitativo y justo. Mientras dividamos la humanidad por la mitad, en razón de su sexo, a la hora de reconocer derechos el mundo será cuanto menos injusto y, desde luego, insostenible y, en buena medida, poco habitable.

20121125-110353.jpg

Nota: Gracias a Medicusmundi Andalucía por su exposición de la que he tomado el título, algunos textos y buenas ideas.

Anuncios

EL AÑO DEL NO QUERER

Hoy hace un año que el Partido Popular ganó las elecciones y obtuvo mayoría absoluta para llevar adelante el programa con el que se presentó ante los españoles y que básicamente consistía en no hacer justo lo que están haciendo.

Entre la herencia recibida al principio y el choque con la realidad de después, Mariano Rajoy ha encontrado las excusas necesarias para llevar adelante una política de corte marcadamente neoliberal que, al menos hasta el momento, sólo ha conseguido empeorar la situación económica del país en su conjunto y del 99% de los españoles.

La percepción más generalizada entre los españoles, según las encuestas, es que las acciones del gobierno ni se justifican por factores ajenos al control del gobierno, ni son medidas adecuadas para alcanzar un futuro mejor. Al contrario, la idea más extendida es que los recortes tienen un marcado carácter ideológico y responden a una voluntad (que no necesidad) de adelgazar el Estado de Bienestar, que es lo que siempre han defendido los neoliberales, obedientes a las ideas de la escuela de Chicago que ya dio muestras de su capacidad de solucionar los problemas de un país en el Chile de Pinochet y la Argentina de Videla.

La destrucción sistemática de las conquistas sociales que tantos años de luchas populares habían logrado, no es una necesidad impuesta por una supuesta realidad como defiende la troica, el gobierno y los medios de comunicación afines vendidos a los grandes grupos de presión.

Los famosos mercados que imponen sus deseos al mundo entero a base de crear el miedo con su prima de riesgo, calificación como bono basura (que no supieron dar a las hipotecas de lehmann brothers), competitividad, límites de endeudamiento, etc son los que con sus manejos originaron el desaguisado que nos ha llevado a esta situación y, paradójicamente, son los que nos dicen cómo salir del hoyo y parece ser que según ellos, la mejor manera es seguir cavando, mientras ellos se llevan la tierra que vamos sacando del fondo.

La combinación de la crisis financiera global con la ruptura de la burbuja inmobiliaria que ningún gobierno de derechas o izquierdas quiso desinflar, junto a una política fiscal estúpida, injusta y nada progresiva hicieron pasar a España de la Champion Ligue a la segunda B en un visto y no visto.

Nuestros gobernantes quisieron creer que los ingresos fáciles de la burbuja inmobiliaria iban a ser para siempre y se dieron a la bacanal de ver quién la tenía más grande (el auditorio, el museo, el aeropuerto, la estación del AVE…..) mientras se dedicaron a reducir los ingresos que vía impuestos hubieran debido ser los que sostuvieran nuestro estado de bienestar, de medioestar todavía, porque o daba votos o era progresista.

Ahora, la realidad de la ruptura traumática de la burbuja inmobiliaria y de obras públicas, junto al enorme paro que ha ocasionado y sigue ocasionando, les ha hecho enfrentarse a una reducción enorme de los ingresos y como solución solo ven los recortes de gastos sociales que se desvían a la banca que, mientras tenía enormes beneficios, nunca los repartió con la gran mayoría de nosotros.

20121120-200410.jpg

Pero todavía quieren ir más lejos, los recortes les parecen poco, todavía quieren más, quieren quedarse en propiedad con, y sacar beneficios de, todo lo que hemos levantado en común, con nuestra sanidad pública, nuestra educación, nuestras pensiones, nuestra solidaridad en forma de fondos para cooperación al desarrollo y ayudas a la dependencia, las becas, etc. Nada es suficiente, lo quieren todo y no pararán hasta que lo consigan o hasta que les hagamos frente.

Porque hay alternativas, por supuesto que las hay y cada día más gente las está buscando y encontrando, aunque no es fácil que aparezcan en los grandes medios cuyo interés es que las cosas sigan como hasta ahora. Hoy más que nunca es imprescindible la solidaridad entre todos los afectados, los sanitarios y los pacientes, los profesores y los alumnos, los parados y los que tenemos trabajo, los dependientes y sus cuidadores y familiares….. Cada sector puede luchar por sus reivindicaciones pero sin perder de vista que al final la lucha es común y esa es la vía para lograr algo, como hemos podido ver con la campaña contra los desahucios que, al menos, ha hecho moverse a los dos partidos “gobernantes”, aunque aún el resultado es, como poco, exiguo e indignante.

20121120-200337.jpg

En fin este ha sido el año del no querer, porque, a las pruebas me remito, este gobierno en ningún momento ha querido sacarnos de la crisis, en ningún momento ha querido reducir el paro, en ningún momento ha querido reducir los sufrimientos de tantos y tantos. Lo que este gobierno ha querido y sigue queriendo es entregarnos atados de pies y manos a los mercados, quiere que hagan negocio con nuestras necesidades y nuestros derechos, con nuestro presente y nuestro futuro, pero no se lo vamos a permitir.

TRAS LOS RECORTES, VUELVEN, AMPLIADAS, LAS PRIVATIZACIONES. LA VENTA DE NUESTRO PATRIMONIO COMÚN

20121111-105224.jpg

No voy a dedicar mucho tiempo a hablar sobre la supuesta ventaja de lo privado sobre lo público, y digo supuesta porque no hay evidencia en la que sostener tal afirmación, más bien al contrario.

Las conclusiones de un estudio científico de un grupo de investigadores de las Universidades de Siena, San Francisco y Cambridge, además de la London School of Hygiene and Tropical Medicine, van en la línea de que incrementos de gasto en proveedores públicos se correlaciona con aumentos en la tasa de disminución en mortalidad evitable y, sin embargo, el gasto en el sector privado no tiene efecto estadísticamente significativo en la reducción de la mortalidad evitable. Es más, un mayor porcentaje de gasto en el sector privado se asociaba con mayores tasas de mortalidad evitable

La idea de privatizar hospitales no es nueva en España. Un primer ejemplo lo tenemos en los famosos 8 hospitales construidos por orden de Esperanza Aguirre. Los nuevos hospitales tenían un coste de construcción de 700 millones de euros. Sin embargo las constructoras, bancos y empresas que han participado en los mismos se terminarán embolsando más de 5.000 millones de euros al cabo de los 30 años de concesión. Dinero que iremos pagando año a año.

No contentos con el negocio, justo antes de las elecciones autonómicas, pudimos conocer que esas empresas reclamaban cerca de 90 millones de euros más a la Comunidad en concepto de canon anual de explotación y excesos de gastos, y que los obtuvieron.

Existen casos como el del Hospital de Burgos, realizado con el mismo modelo de gestión, que lleva una demora de año y medio en la entrega y un sobrecoste de 132 millones de euros. Otro ejemplo de lo contrario lo podemos encontrar en el Hospital Central de Asturias, construido con medios públicos, con más de 1000 camas y que ha costado 350 millones de euros, mientras que el de Puerta de Hierro, construido con un modelo que da entrada a la iniciativa privada, nos cuenta 1.200 millones de euros, aún contando con 800 camas.

Eso si, la privatización de los hospitales tienen, hay que reconocerlo, tres ventajas en tres tipos de ingeniería diferentes. 1) No computan como deuda pública de cara a la Unión Europea: INGENIERÍA FINANCIERA. 2) Permiten cortar 8 cintas inaugurales un mes antes de las elecciones: INGENIERÍA ELECTORAL y 3) Permite entregar el negocio a una camarilla de empresarios y financieros amigos: INGENIERÍA POLÍTICOEMPRESARIAL(*).

Cuando el sobrecoste y las deficiencias del sistema sean evidentes los que hoy gobiernan ya no estarán y no tendrán que hacer frente a ningún coste económico, ni electoral, ni penal, ni civil y seremos los de siempre los que carguemos con ello en nuestros bolsillos.

Parecería que esto solo pasa en Madrid, pero podemos decir lo mismo de Valencia, Murcia y, cómo no, de Catalunya donde el conseller de sanidad era un destacado directivo de la sanidad privada y ha llegado a afirmar que la salud es un bien privado y el estado se debe desentender de su cuidado.

Pero estas cosas suelen empezar como en el poema de Bertold Brecht de que primero vinieron a por… y como yo no era…. no me preocupé…., porque al final es muy probable que vengan a por todos y, a la chita callando se van privatizando, o externalizando como suelen decir ahora en la neolengua de los neoliberales, servicios que aparentemente no son sanitarios como la limpieza, los almacenes, la lavandería, la farmacia hospitalaria, los laboratorios….y, si nos dejamos, todo acaba llegando.

“Se trata pues de dignidad, de sanidad y de derechos. Nada de ello está en venta. Tampoco los Hospitales de Madrid, los ambulatorios o los trabajadores del sector público sanitario.” ( Inés Sabanés en elDiario.es, el 8/11/2012). Nada de eso debiera estar en venta y sin embargo el Gobierno de Madrid ha puesto en venta el Hospital de la Princesa y el resto de hospitales de Madrid y el 10% de los centros de Atención Primaria.

Por dignidad, por impedir que roben nuestro patrimonio, las movilizaciones en defensa del Servicio Público de Salud, de la Educación Pública de calidad, en defensa, en fin, de nuestros derechos deben ser multitudinarias.La solidaridad más necesaria hoy es la que se debe dar entre el personal sanitario y no sanitario y pacientes, entre profesores, padres y alumnos, entre dependientes y cuidadores, en exigencia de que se respete nuestro derecho a una vida digna y a no hacernos cargo de deudas que no hemos creado.

(*) También podríamos hablar de ingeniería de financiación del partido, o de corrupción pura y dura, viendo quién es quién en las empresas que se benefician de las privatizaciones y los continuos cambios de silla desde la actividad público-política y las actividades de los lobbys de la sanidad privada.

20121111-105340.jpg