RETOMANDO EL BLOG EN EL 50 ANIVERSARIO DE MEDICUSMUNDI

De nuevo por aquí, después de unas semanas de silencio en las que la inspiración no llegaba, quiero retomar el blog, pero hoy, de forma diferente.

Como buena parte de los que me leéis ya sabéis, en estas últimas semanas desde el último post, el de Navidad que tampoco era muy trabajado que digamos, he sufrido la pérdida de mi madre y a todos os quiero agradecer por este medio el apoyo y acompañamiento que me habéis dado.

Sin duda en esta situación he sido incapaz de concentrarme en escribir. Incluso traté de hacer un post en el que exponía mis sentimientos sobre la situación que pasé al ser hijo y médico a la vez asistiendo a mi madre en sus últimos momentos, como se suele decir eufemísticamente. De hecho lo escribí, pero no lo publiqué, ni lo publicaré. Me pasó como si el simple hecho de escribirlo y verlo negro sobre blanco fuera suficiente para espantar mis monstruos que, todo hay que decirlo, no eran para tanto. Fue como, no sé si es en Japón o donde, que escriben creo que los deseos en un papel y luego lo queman con la esperanza de que así se cumplan. A mi me sirvió.

Una vez dicho esto, voy al tema. Ayer me incorporé oficialmente al Consejo Ejecutivo de la Federación de medicusmundi España, asistí a mi primera reunión del mismo. Buen ambiente, reunión creo que productiva en la que los debates, siempre constructivos (no habría que esperar otra cosa, no?), fueron interesantes teniendo siempre en mente el COMÚN de la federación y, por lo tanto, el de cada uno de los miembros de la misma. Por otro lado, cómo pudiera ser de otra forma entre un grupo de personas que de forma voluntaria nos dedicamos a tratar de cumplir la misión que nos hemos señalado de ERRADICAR LA POBREZA Y DEFENDER EL DERECHO A LA SALUD PARA TODOS, ¡casi nada!

/>
20130113-114613.jpg

Me incorporo al consejo ejecutivo en tiempos de dificultades importantes tanto para la organización como para la cooperación española en general y el año en que medicusmundi hace CINCUENTA años en España, que se dice pronto. Desde 1963 lleva nuestra organización haciendo cooperación sanitaria desde España y no desde cualquier España, la de 1963. Yo era muy joven, un niño de 7 años en la España de Franco, mis recuerdos de entonces los siento en blanco y negro y la cooperación (lo más parecido a ella que puedo recordar) para mi era la hucha del Domund, el negrito o chinito con la raja en la cabeza, y los sobres con dinero con los que pagábamos el bautizo de un negrito, ¡cuántos Eduardos habrá por ahí gracias a mis pesetillas! Sin embargo ya entonces había gente haciendo cooperación sanitaria en España.

Desde aquel origen hasta hoy, 50 años por medio, han cambiado muchas cosas. Muchas, que no demasiadas, ni mucho menos todas las que debieran haber cambiado. El abismo norte-sur que, en realidad, es el abismo pobreza-riqueza y, si lo vemos bien, es la lucha de clases y la siguen ganando los mismos que, tal vez justo en esos años, los 60, no lo tenían tan claro que la fuesen a ganar. Quién sabe, a lo mejor tenemos que volver a las huchas y a los sobrecitos.

Felicidades a MEDICUSMUNDI por sus bodas de oro, felicidades a aquellos que en estos años han hecho posible que hayamos llegado a lo que somos y a todos los que todavía hoy, en medicusmundi y en cualquier movimiento social de cualquier tipo, creemos que es necesario seguir ese camino, golpe a golpe, día a día, debate a debate, proyecto a proyecto, socio a socio… hacia ese otro mundo que, a pesar de todo, sigue siendo posible y sobre todo cada día más, necesario.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s